Felicidades.

10 mayo, 2011

Hace un año me hice una promesa, y te la hice a tí también…
…y creo que fue la mejor decisión de mi vida, y el mejor regalo de la tuya.

Hoy me toca recordarlo, como haré de ahora en adelante año a año.

Manos a la masa, o a las galletas más bien.

Que con ésto de haber decidido darme un respiro vacacional y no agarrar un libro en toda la s.santa se me pasan por delante un montón de horas libres que he ocupado en “cosas” (muchas y muy variadas).

Esta tarde tocó hacer tarta. De chocolate. De la de la Srta.O. Y volví a demostrarme lo que ya sabía. Que en la cocina me relajo, y pienso, y me encanta.

La tarta fue un verdadero desastre: el molde no cerraba bien, asique cuando quise montar la masa sobre la galleta comenzó a escurrirse por toda la encimera, mi madre dándo voces, mi padre riéndose de mi y yo sin entender por qué no se habían marchado a tomar el fresco un rato y me habían dejado tranquila.

Al final reinventé la receta. Y la tarta quedó realmente rica.

En fin, como dice mi abuelo, que ahora ya sabe pintar con el Paint:
“Esto, al cura de San Juan no le pasa”

¿¿Y vuestras vacaciones??

Relax

18 abril, 2011

Por fin un poco de tiempo para no hacer nada, o para hacer muchísimas cosas…
de momento la única novedad que os puedo comentar es que al final me he decidido
por ésta firma para mis fotos, pocas veces irá completa, pero es la idea.

¿Qué os parece?


Me declaro oficialmente griposa. Asique eso de
sexo, drogas
y rock&roll
de fin de exámenes…

Tendrá que esperar…

Tengo una duda:

24 enero, 2011

Si llegan hasta aquí, la mayoría de veces desde facebook o cualquiera de las otras redes, y se meriendan uno detrás de otro todos los post que no habían visto desde la última visita:

¿Por qué luego, para darme su opinión siempre esperan a encontrarme por la calle, o copa en mano, o lo hacen por privados en cualquiera de las redes sociales?

¿No será muchísimo más sencillo comentarlo aquí, debajo de cada una de las entradas, donde las cosas tienen más sentido y no dar tanto rodeo?

Me da por pensar, fijese usted, que les de vergüenza hacerlo, lo cual me parece bastante ridículo, porque por aquí las cosas pueden ser tan (poco) anónimas como a usted le plazca; o quizás, que no sepan. Porque lo que no me planteo es que sean tan rebuscados y retorcidos, que prefieran todo ese embrollo de pestañas, abrir y cerrar ventanas, sesiones y peras en vinagre.

Conclusión: sáquenme de dudas.
((Esto sí que es completamente anónimo, rápido  y la verdad es que me pica la curiosidad))

 

… cuando todo el mundo se prepara para descansar de sus quehaceres diarios, las chicas que viven encima de l supermercado se fuman un cigarro mientras curan las magulladuras propias de quien comienza su andanza por el duro deporte de la escalada. Acto seguido se pintarán las uñas para no olvidar quiénes son, y de dónde han venido.

Mientras tanto, la compañera de piso de un tal Pablo se regala un baño de espuma con potingues de niña bien para relajar el ritmo del día y cambia los conocimientos que ha metido en su cabeza a presión por el soniquete monótono de mil y un programas televisivos que ni ve, ni escucha; porque en realidad no hace más que darle vueltas a la idea de que en algún lugar, en tierras asturianas, tiene un sobrinito en camino.

Y en el 7ºe, Anita, convencida de haber encontrado la manera de frenar el tiempo cuando se pone el sol, recompone sus trenzas (un, dos, tres….    un, dos, tres….           un, dos, tres…….) de manera que los cuatro mechones rebeldes de su flequillo no sean incordio nocturno para las horas de estudio. Y así, preparada se sienta a la luz del flexo con toda una noche por delante.

Recortando…

15 noviembre, 2010

…llevo toda la tarde. Siempre lo hago cuando decido desconectar por un rato, y me encanta. 

No suelo recortar con fines determinados, siempre lo hago porque sí, y el resultado de ese ratito de intimidad termina adornando los pocos huequitos que le quedan en blanco a mi pared, pero a veces, como hoy lo hago por petición de alguna fémina cercana a mi día a día.

Este ha sido el caso:  La Srta.O tuvo pelusilla de mi fantástica agenda, que no podía ser como las de los demás asique le puse cuatro cositas de mi cajón de recortes para hacerla un poquito más mía.  El viernes, para arreglar la situación le robé a O la suya, y he hecho esto con ella… espero que le guste. 😉

 

((la mía es la de arriba, la de la Srta.O es la de abajo))

Un secreto:

29 julio, 2010

“He vuelto a coser”

– Mamá, quiero unas Menorquinas de color chocolate.
– ¿¿Y qué problema tienes?
– Pues que no las encuentro de mi número.
– ¿¿Y qué quieres que haga yo, las pinto??
– No, déjalo, ya las pinto yo. 😀 

Os cuento que el rojo de mi espalda aun no ha desaparecido, aunque ella se haya bebido medio litro de crema hidratante antes de dormir ((con tal de que no me despierte a las 3 de la mañana me conformo)), y que realmente esta casa me da miedo. Yavestúqueestupidez, si he dormido en esta cama 18 años de mis 22. Pero algo tiene, que si estoy sola no me duermo tranquila.

Ahora que, también es cierto que dormir aquí es una gozada: no hace nada de calor, ((se puede dormir hasta dentro del edredón)) y las mañanas son fresquitas y se desayuna en la terraza “porqueyolovalgo”.

Ahí queda eso.
Buenas noches & buenos días.