Hoy tengo problemas que resolver y…

8 octubre, 2011

 

Siempre, siempre, SIEMPRE que las cosas no marchan como deben, busco desesperadamente un colacao calentito, como los que tomaba contigo. (No por la taza, ni por el colacao en si, sino por la capacidad que tenían para hacerme sentir bien, para simplificar problemas, secar lágrimas y para curar heridas)

Pero debo fallar en algo, porque a mi, los colacaos no me salen igual que a ti, ni tampoco tienen las mismas propiedades mágicas de los tuyos.

Entonces, me pongo a pensar, y concluyo en que lo que realmente era mágico entonces no cabía en una taza:
Eras tu y tu manera de hacer de mis problemas un chiste, y de mis penas alegrías, de simplificarlo todo. Era el consejo que siempre tenías guardado para mi,  y sobre todo era la sensación de bienestar que lo inundaba todo cuando tu estabas cerca.

Y aquello fue el problema: que nunca supimos lo cerca que pudimos estar, y ahora desde lejos los colacaos ni saben igual, ni me hacen feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: